Caminando por la Cañada Real Soriana comenzamos nuestra ruta de dirigiéndonos, entre encinares y alcornocales, hacia la Sierra Gorda en plena dehesa dotada de una espléndida variedad de fauna y vegetación lo que convierte este paraje en algo maravilloso y saludable; continuando por la ruta establecida pasamos por Puebla de Obando cruzando la carretera N-523 en dirección a Badajoz llegando al entorno de la Sierra Luriana, paraje que abarca una gran extensión de terreno comprendiendo dentro de su extensión dos sierras de notable altitud además de una riqueza biológica importantísima; caminando por nuestra senda nos vamos acercando al Molino del Cura junto al Arroyo Ribera de Lorianilla muy rico en ruiseñores, carriceros, zarceros, aguiluchos, chochines, martinetes, jabalís, zorros, conejos, liebres, ratones de campo, culebras de collar, galápagos, sapos, ranas , tritones, barbos, carpas, tencas, lucios... y en vegetación; y, acercándose a las proximidades del convento de Louriana terminamos nuestra particular ruta rodeados de un hermoso paisaje.

r